Qué son y en qué se diferencian una Moneda, una Criptomoneda, un Token y una ICO

En el contexto tradicional o físico, una moneda se define como una herramienta de transacción económica. Este concepto se encuentra vinculado al modelo económico oficial, donde las monedas para ser consideradas como tal, deben estar oficializadas por un Estado, emitidas y validadas por un Banco central que lo representa. Es lo que llamamos también dinero “fiat”, es decir, aquel que funciona bajo las definiciones de la ley de un país.

En este mismo contexto se considera Token, a una “ficha” que funciona como una herramienta de transacción pero con uso limitado y son además emitidos por entidades u organizaciones particulares o privadas: uno de los ejemplos más habituales son las fichas que sirven para los videojuegos. Otro ejemplo son las fichas de los casinos; a pesar de que pueden ser intercambiadas por dinero fiat, su valor sólo existe dentro de ese ambiente particular.

Ahora veamos cómo funcionan estos conceptos en el modelo virtual o digital no asociado a un banco central.

A partir del año 2008, cuando fue presentado el proyecto Bitcoin bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, el concepto de moneda dio paso a un nuevo paradigma: la criptomoneda.

La criptomoneda, al igual que una moneda, es una herramienta de intercambio económico cuya finalidad es mediar transacciones. Pero con una diferencia fundamental: no es emitida por un Banco.

La emisión de criptomonedas ocurre gracias a una tecnología llamada Blockchain, la misma que permite todo su funcionamiento. Dicha emisión hasta el día de hoy, se encuentra a cargo de los llamados “mineros”, quienes las generan a través de ordenadores de gran potencia.

Para los no mineros, las criptomonedas pueden comprarse a través de los llamados exchanges (casas de cambio que funcionan en sitios web) o bien directamente a quienes se dedican a minarlas o deseen vender las que tienen, a través de páginas como Localbitcoin, Localethereum y otras.

Un token, dentro el contexto digital donde funcionan las criptomonedas, comparte con esta el hecho de tener un valor de intercambio. Pero al igual que su contraparte en el mundo físico, un token es de emisión privada y puede servir para objetivos específicos determinados por quien los emite: videojuegos, realidad virtual, pago por trabajos, retribución por publicar en una red, etc.

Por último, veamos que son las ICO.

Una ICO, en su sigla en inglés, Initial Coin Offering. Se traduce como oferta inicial de moneda, aunque esta “moneda” corresponde más bien a un Token (Token Coin). Una ICO es una unidad de valor que se utiliza en primer lugar como fuente de financiamiento para el desarrollo de un proyecto tecnológico, basado en tecnología blockchain.

Cabe destacar que los proyectos ICO suelen compartir el espíritu principal de esta tecnología, es decir, eliminar intermediarios: entre artistas y sus seguidores, entre autores y lectores, entre gamers y desarrolladores y en general entre los proveedores directos de un producto o servicio y quienes los requieran.

Por ejemplo, un equipo desea desarrollar una red virtual que contacte a personas que ofrecen servicios freelance con otras que los requieren, sin que existan entre ellos intermediarios que cobren tarifas. Para financiar la construcción de esta red el equipo lanza una Preventa de sus ICO.

Todos quienes compren estas ICO se podrán beneficiar en primer lugar usándola en esta misma red, es decir, para enviar o recibir pagos. Por otra parte, las ICO funcionan como “acciones” de la empresa. Esto quiere decir que si su desarrollo es exitoso y con el tiempo su valor va en aumento, las ICO adquiridas irán subiendo también su valor.

En resumen:

Las monedas son herramientas de pago, centralizadas, legales y que se consideran oficiales. Su uso está limitado sólo al país donde se emiten.

Las criptomonedas son herramientas de pago descentralizadas, no se consideran oficiales de un país y al funcionar a través de una red universal (la blockchain) pueden ser utilizadas entre personas de todos los lugares del mundo.

Los token son instrumentos de valor que pueden servir como medio de pago en contextos limitados y como herramienta de intercambio por bienes o servicios previamente definidos.

Las ICO son token que se emiten inicialmente para financiar el desarrollo de un proyecto tecnológico y para ser usados luego en el entorno de dicho proyecto. Si el proyecto es exitoso y su valor aumenta, el valor de la ICO, también.

Mujeres en la Blockchain

Mujeres en la Blockchain

Soy profesora y editora de libros físicos y digitales. Leo y aprendo sobre tecnología blockchain y desarrollo contenidos vinculados al tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *